UCM siempre cuidando su Corazón

UCM siempre cuidando su Corazón

En el marco del Mes del Corazón, entregamos una serie de datos preparados por el equipo de UCM Unidad Coronaria Móvil, que nos permitirán entender y cuidar de mejor manera nuestra salud.

Lo primero que debemos señalar para entender la relevancia de este tema es que dentro de las diez primeras causas de muerte, la enfermedad isquémica del corazón ocupa el primer lugar con una tasa de 48,0 (tasa por 100.000 habitantes) para el ultimo año revisado que corresponde al 2009, lo cual significa una baja de 2 puntos comparándola con la medición del de los años 2000-2001. Lo anterior, de acuerdo a la información entregada por el Departamento de Estadísticas e Información de Salud del Ministerio de Salud de Chile

A la hora de analizar esta problemática por géneros, tenemos que la enfermedad isquémica del corazón se mantiene en primer lugar como causa de muerte con una tasa de 52,6 en los hombres y en segundo lugar con una tasa de 33,8 en mujeres para el año 2009. Las que también han experimentado una baja desde el año 2000 donde aparecen con una tasa de aproximadamente 41,0 para mujeres y 58,0 para hombres.

“De aquí podemos inferir que las mujeres se ven menos afectadas que los hombres respecto a estas enfermedades siendo las enfermedades cerebrovasculares la primera causa de muerte en este genero. Sin embargo los factores de riesgo tanto para enfermedades isquémicas del corazón como para enfermedades cerebro vasculares son muy similares lo que reviste gran importancia desde el punto de la prevención de estas patologías”, señala Aliro Múñoz, Enfermero Clínico de UCM, quien además es Instructor Pediatric Advance Life Support y Basic Life Support de la American Heart Association.
En lo que dice relación con los grupos etarios, según los egresos hospitalarios para el año 2009, los más afectados son aquellos sobre los 65 años, en segundo lugar los de 45 a 54 años y en tercer lugar de 20 a 44 años.

A la hora de buscar causales que agravan esta situación, Aliro Múñoz, indica que “sin duda el sedentarismo y la mala alimentación que se instauran en los adultos y se acentúan a medida que aumentan los años son los principales hábitos erróneos que favorecen la aparición de este tipo de enfermedades”. Por ello las recomendaciones más importantes para disminuir los factores de riesgo entorno a esta enfermedad son:

  • Actividad física constante
  • Dieta saludable
  • Eliminar elementos nocivos: ejemplo cigarrillo
  • Eliminar el stress

Para mayor información, visita la página del Ministerio de Salud.

Compartir este post