Lo que debe hacer frente a un paro cardiorespiratorio

Lo que debe hacer frente a un paro cardiorespiratorio

Una de las emergencias médicas más importantes y más peligrosas que puede sufrir una persona, es que no pueda respirar y que su corazón deje latir. Un paro cardiorespiratorio, puede ser causa de muerte para muchos individuos que no reciben una atención a tiempo, dado que el aparato circulatorio y el respiratorio, se encuentran conectados uno del otro. Todo parte por la disminución del oxígeno en el torrente sanguíneo, daño cerebral y luego el corazón detiene su funcionamiento, pero también puede comenzar con un paro cardíaco.

La atención profesional debe ser primordial, para que no existan consecuencias mayores, sin embargo, la persona debe ser auxiliada de forma inmediata y no perder tiempo en ayudarle a recibir el oxígeno que está perdiendo, por medio de movimientos de reanimación.

Primeramente, lo principal es detectar si el individuo se encuentra consciente y colocarlo en posición de seguridad, de lado con una pierna estirada sobre el piso y la otra doblada por encima, el brazo superior se debe cruzar por su pecho y el pómulo quedar apoyado en la mano. Al mismo tiempo que se estira despacio la cabeza hacia atrás.

De lo contrario, si la persona ha perdido ya el conocimiento debe llamar a emergencias de forma inmediata y comenzar con las maniobras de restablecimiento. Al identificar por medio de los puntos sanguíneos la circulación, se debe partir con la presión en el tórax. Las manos se deben colocar en el vientre superior, es decir, en medio del esternón y comprimir hacia abajo en 30 repeticiones alternadas con dos respiraciones boca a boca, tapando la nariz y mirar que el pecho se infle.

En medio de cada repetición, se debe comprobar que la víctima recupere la respiración. Esto, se verifica mirando si se mueve. También se logra, escuchando desde la nariz misma, si ha vuelto hacerlo por sí solo. Además, la cabeza se debe inclinar hacia atrás para despejar la vía aérea. No hay que demorarse en cada repetición, ya que se está reanimando un órgano vital que es el corazón.

Cuando la persona que está sufriendo el paro es un niño, las maniobras se deben realizar con una sola mano y no presionar con tanta fuerza como se hace con un adulto, para cuidar los demás órganos y huesos del menor.

Cabe recordar, que lo más importante es solicitar la ayuda de forma inmediata antes de comenzar con la reanimación. Para que mientras se producen las maniobras, la ambulancia de rescate médico de emergencia, ya esté en camino, mientras usted pueda ayudar en salvar la vida de aquella persona.

Secuelas

Lo grave de que las neuronas dejen de recibir el oxígeno correspondiente, responde a las secuelas que podría tener una persona al sobrevivir a un paro cardiorespiratorio, las que van desde un déficit neurológico simple hasta lesiones muy severas en el cerebro como un estado vegetativo o el coma.

De esta manera, es de suma importancia poder actuar lo más rápido posible frente a este tipo de situaciones con la finalidad de poder atender al paciente justo a tiempo y evitar provocarle peores consecuencias o la misma muerte. Por ende, al identificar que síntomas de este tipo de paro, se debe llamar a emergencias inmediatamente, atenderlo de manera casi automática, confirmar el diagnóstico y derivarlo al centro de asistencia más cercano.

Compartir este post