Las bajas temperaturas y el aumento de los accidentes caseros.

Las bajas temperaturas y el aumento de los accidentes caseros.

Los accidentes son la principal causa de muerte en niños. Durante la época de frío los accidentes caseros aumentan un 20%, porque los niños permanecen más tiempo en su hogar y por el uso de aparatos de calefacción.

La Dra Liliana Seyler, pediatra de UCM Unidad Coronaria Móvil, señala que los accidentes más frecuentes en esta época son quemaduras por agua caliente o aparatos de calefacción, intoxicaciones y traumatismos. Las principales víctimas son niños, especialmente los de 2 a 5 años.

La Dra explica “Los niños no tienen conciencia del peligro y a esa edad son independientes, curiosos, rápidos e impredecibles. En una fracción de segundo pueden sufrir un accidente que cambie el curso de sus vidas”, advierte. “Es responsabilidad de los adultos mantener un ambiente seguro y una permanente supervisión sobre ellos”.

“Lo más importante respecto a los accidentes es prevenirlos, y si llegan a ocurrir dar un tratamiento rápido y eficaz” concluye la Dra Seyler, quien nos hizo entrega de un grupo de recomendaciones que pueden disminuir drásticamente los accidentes propios de esta época del año.

1. Quemaduras e intoxicaciones por aparatos de calefacción

Los riesgos asociados a los sistemas de calefacción son la intoxicación por residuos de la combustión incompleta o por escape o ingestión de combustible; las quemaduras severas y los incendios. En Chile cada 3 minutos un niño sufre una quemadura.

El sistema ideal de calefacción es la calefacción central con piso radiante o con radiadores de líquido caliente. También son adecuadas las estufas eléctricas que funcionan como radiadores o producen aire caliente, las estufas a gas de cañería con tiro forzado y las de leña con combustión completa. Las estufas a gas licuado o parafina tienen más inconvenientes, pero hay algunas que son excelentes si se mantienen en buenas condiciones.

Todos los aparatos de calefacción deben ser revisados constantemente y lo más importante es que estén en óptimas condiciones, sean estables, no estén cerca de elementos inflamables, tengan conexiones seguras y que queden bien apagados cuando estén fuera de uso.

  • Ponga los calefactores fuera de la circulación de los niños, alejados de elementos inflables; use barreras protectoras y no seque ropa en ellos. Enseñe a los niños acerca de sus peligros.
  • Si tiene estufa a parafina no la llene, ni la encienda en el interior de la casa; deje los fósforos y la parafina fuera del alcance de los niños.
  • Si es eléctrica no sobrecargue los circuitos eléctricos, conéctela a un enchufe cercano y no use alargadores.
  • No utilice aerosoles, lacas, solventes, gasolina, o cualquier otro combustible volátil dentro de los recintos donde tiene encendidos artefactos de calefacción.

2. Quemaduras con líquidos calientes

  • Nunca tome sopa, té o café con un niño en sus brazos; mantenga las tazas y platos alejadas de los bordes de la mesa y no los sirva muy llenos; al trasladar líquidos calientes fíjese que ningún niño pueda cruzarse en su camino.
  • No permita que el niño entre a la cocina; coloque ollas y sartenes en los quemadores posteriores, con los mangos hacia atrás y proteja la puerta del horno.
  • Use hervidores con plataforma removible, con tapa que se pueda asegurar, enchufes altos y conexiones cortas. Manténgalos fuera del alcance de los niños.
  • Proteja los guateros con forro de polar, revise que estén en buen estado y bien tapados. Los niños solo deben usarlos con supervisión En caso de que se produzca una quemadura hay que evitar que se intensifique, por lo que es indispensable actuar con eficiencia y sangre fría en el momento mismo del accidente.
  • Si la ropa está ardiendo evite que el niño corra para que el fuego no aumente su intensidad y envuélvalo con una frazada o toalla para sofocar el fuego.
  • Si la ropa está empapada en líquido caliente hay que removerla.
  • Aplique de inmediato agua fría, y solamente agua fría, sobre la piel en la zona de la quemadura.
  • Llame inmediatamente al rescate de urgencia.

3. Intoxicaciones

Las intoxicaciones se producen en cualquier época, pero en invierno aumentan las provocadas por monóxido de carbono y elementos de la combustión incompleta

  • Deje fuera del alcance de los niños, ojalá bajo llave, etiquetados y/o en sus propios envases los medicamentos, alcoholes, elementos de aseo, pesticidas, combustibles, cáusticos y químicos en general.
  • Haga mantenimiento y revisión periódica del calefón, cocina y estufas a gas incluyendo sus conexiones; asegúrese que queden bien apagadas y no las deje encendidas de noche.

4. Traumatismos

La prevención de los traumatismos es la misma en cualquier época, pero hay que agregar los riesgos derivados de los pisos mojados, especialmente las baldosas.

  • Proteja balcones y ventanas (barrotes de tamaño adecuado, mallas de protección) y enseñe a los niños a no asomarse por ellos; evite que puedan trepar cerca de ellas.
  • Enseñe a los niños a no escalar los muebles, a no abrir cajones y puertas y a evitar que se cierren de golpe.
  • Fije a la pared los muebles que puedan caer sobre él, proteja puertas y cajones para que no los pueda abrir solo y para evitar atriciones severas.
  • Proteja ambos extremos de las escaleras, enseñe al niño a usar los pasamanos y transitar con cuidado por ellas.
  • Nunca deje desatendido, ni por un instante, a un niño pequeño en superficies elevadas (cama, mudador, mesa, coche o silla de comer inestable o sin correas aseguradoras).
  • No use mesas de centro con cubierta de vidrio, ni mantenga botellas que puedan caer sobre el niño; elimine o redondee las puntas de los vidrio sobre los muebles, y en las puertas de vidrio ponga calcomanías muy llamativas, a la altura del niño.
  • Elimine, redondee o proteja los bordes afilados o duros de los muebles y enseñe a los niños a no saltar en ellos.
  • Ponga antideslizante en tinas de baño, alfombras y limpiapiés
  • Finalmente la pediatra de UCM Unidad Coronaria Móvil, advierte que en caso de accidente los primeros minutos son claves por lo cual es importante mantener la calma, llamar inmediatamente al rescate de urgencias entregando toda la información posible.

Compartir este post